• 667 351 330
  • C/ Alcacer número 36 Bajo 46014 Valencia - Spain

Negligencias medicas

Una negligencia médica se produce cuando un facultativo o proveedor de asistencia sanitaria –p.e. un cirujano, un médico o un enfermero– actúa al margen de la normativa establecida por la Lex Artis Ad Hoc, bien sea por comisión u omisión, causando de esta manera un daño en la salud del paciente.

Así, la Lex Artis Ad Hoc es un documento que recoge el conjunto de prácticas y técnicas que un médico debe llevar a cabo para prestar asistencia sanitaria a una persona en un momento dado en función de los medios de los que disponga. Es un documento aceptado por toda la sociedad médica que sirve precisamente para valorar si la actuación médica puesta en tela de juicio ha sido la adecuada o si, por el contrario, el facultativo que la ha realizado ha cometido una negligencia.

Podemos encontrar hasta cuatro clases de negligencias médicas diferentes:

La primera vendría causada por un error en el diagnóstico. Un fallo de esta naturaleza podría traer consigo consecuencias terribles para el paciente. Con la ayuda de un médico pericial, nuestro equipo de abogados probará la equivocación cometida por el médico que ha cometido la negligencia, así como la facilidad del diagnóstico.

La segunda tipología consistiría en una prescripción errónea, ya sea con respecto a la enfermedad o la lesión que padece el cliente o por su intolerancia a los medicamentos prescritos. Nuestros abogados en negligencias médicas determinarán que el médico en cuestión no se molestó en realizar las pruebas pertinentes antes de recetar los fármacos al paciente.

La tercera clase de negligencia estaría provocada por un fallo durante una operación quirúrgica. El consentimiento que el paciente debe firmar antes de entrar en un quirófano asumiendo los riesgos de la intervención no debe eximir nunca al médico encargado del procedimiento de, por ejemplo, olvidar parte del instrumental utilizado en el interior del paciente. Sobre todo teniendo en cuenta la gravedad de las consecuencias que una imprudencia como esa puede causar en una persona.

La cuarta, por último, estaría constituida por una falta de salubridad bien por parte del centro en el que se realizan las consultas o bien en el instrumental utilizado para llevar a cabo las intervenciones. En ambos casos, dado el elevado riesgo de contagio de enfermedades e infecciones que suponen, estarían consideradas negligencias graves.

Abogados de negligencias médicas

Independientemente del tipo de negligencia de la que se trate, nuestro equipo de abogados le proporcionará el asesoramiento y la representación legales que necesita. Gracias a nuestros peritos médicos y la amplia experiencia de nuestros profesionales a la hora de recurrir casos de mala praxis médica, nos aseguraremos no sólo de proteger sus intereses con una férrea determinación, sino que también nos encargaremos de obtener una indemnización que, de alguna manera, pueda compensarle por los daños sufridos.

De modo que si estás buscando un abogado experto en negligencias médicas no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Nuestra firma ofrece sus servicios legales en las provincias de Alicante, Castellón y Valencia.